Finca Pública de Galatzó


S´ESCLOP – VARIANTE GALATZÓ

ITINERARIO DE S’ESCLOP – VARIANTE GALATZÓ

DESCRIPCIÓN GENERAL DE ITINERARIO. 

Es sin duda en estos momentos el itinerario más interesante y completo de la finca, en sus 6 kilómetros de recorrido nos lleva de las casas de Galatzó hasta los 926 metros de la cima de sa Mola de s´Esclop.

En su recorrido podemos apreciar multitud de elementos de gran valor paisajístico, natural y etnográfico. En lo concerniente al paisaje, las impresionantes vistas del valle de Galatzó, y una vez en la cima de s´Esclop poder apreciar en todo su esplendor la Serra de Tramuntana. En concreto, puede ver linealmente una perspectiva de la sierra en donde se pueden reconocer varias cimas paradigmáticas (Teix, Massanella, Puig Major, l´Ofre); la isla de la Dragonera, toda la costa de Calvià y la bahía de Palma. En cuanto a conjuntos etnográficos, nos encontraremos con multitud de ejemplos de aprovechamiento de la leña, sitjes y casetas de carbonero; también podemos observar ejemplos de explotación agrícola, casetas de roter y eras, así como fuentes y abrevaderos para el ganado. En cuanto al aspecto botánico del itinerario, en general, podemos destacar la abundancia de la comunidad de carrizo y zarzaparrilla durante todo su recorrido, y la presencia puntual de comunidades como los pastizales de Phlomis italica, los matorrales xeroacánticos, con sus numerosos endemismos, y las comunidades de olivillo y espino negro. También es de destacar la presencia de abundante vegetación rupícola en los abundantes acantilados y peñascos de la Mola de s’Esclop. En este itinerario encontraremos un sinfín de endemismos vegetales, tales como: Teucrium marum subsp.occidentale, Astragalus balearicus, Lotus tetraphyllus, Hypericum balearicum, Hippocrepis balearica, Phlomis italica, Rhamnus bourgeanus, Digitales minor, Arum pictum subsp.sagittifolium, Lotus tetraphyllus, Brassica balearica, Pastinaca lucida y Crepis triasii entre otros.

Vista de la Mola de s’Esclop 

El pasado histórico está íntimamente relacionado con este itinerario. En la cima de la mola, nos encontramos con la caseta de Aragó, científico francés que a principio del siglo XIX participó en las tareas de determinar la longitud del meridiano de París; a tal efecto pasó varios meses en la cima de Galatzó coincidiendo con el inicio de la guerra de la Independencia. Tal hecho ha producido que a lo largo de los años historias y leyendas han narrado los avatares de la estancia de este singular científico francés en la Mola de s´Esclop y su relación con Galatzó y Mallorca.

Y por último hay que destacar que este itinerario, en su parte norte y noreste circula cerca de la Ruta de Pedra en Sec, GR-221 permitiendo acceder a la misma desde la variante es Pinotells-Galatzó (Pudiendo llegar posteriormente, una vez se encuentren en el GR-21, a la Cima del Puig de Galatzó).

PLANO S’ESCLOP

CARACTERÍSTICAS:

Zona: N y NE, con referencia casas posesión.
Longitud: 11.906 ida i vuelta.
Tiempo aproximado: 4 horas, recorrido en su totalidad ida y vuelta.
Dificultad: media/alta
Desnivel: 181 a 926 metros.
Autorizado para senderismo.
 

GRAFICO-PERFIL ITINERARIO S´ESCLOP

DISTANCIA Y TIEMPO:

a) Desde las casas a cada punto (distancia directa).
 
Ses Sínies ( inicio itinerario): 2618 m. (52´)
Sa Font des Poll : 2906 m. (58´)
Carbó 01: 3334 m. ( 1 h y 7´)
Carbó 02: 3882 . ( 1h. y 18´)
Creuer es Pinotells: 4060 m. ( 1h. y 23´)
Carbó 03: 4389 m. ( 1h. y 28´)
Coma de´n Vidal: 4654 m. ( 1h. y 33´)
Carbó 04: 4862 m. ( 1h. y 38´)
Planícia s´Esclop: 5011 m. ( 1h. y 41´)
Cim de s’´Esclop: 5953 m. ( 1h. y 59´)
 
Inicio itinerario s’Esclop 

El itinerario de s´Esclop, como todos los de la finca pública, se inician desde las casas de la posesión, en el hito 00 donde hay un panel que da la bienvenida a la finca y una marquesina de madera presenta un plano de la finca que contiene el recorrido de los itinerarios que discurren por la misma. Con la salvedad de que en su primer tramo, ses Cases-ses Sínies coincide en su totalidad con el recorrido del itinerario nº2 ses Sínies, iniciándose como itinerario independiente al final del itinerario citado a la altura del desvió del conjunto etnográfico del poblado del naviforme de ses Sínies. Los hitos de señalización pasarán de ser naranja / morado a ser únicamente morados. 

Primera etapa, de ses Cases al naviforme de ses Sínies, 2618 metros aproximadamente.

Como se ha indicado este primer tramo del itinerario se corresponde con el itinerario ses Cases- ses Sínies, por lo para consultar valores y descripción de este primer tramo hay que remitirse a la descripción del itinerario de Ses Sínies.

Segunda etapa: Del inicio del itinerario al acceso a la coma de´n Vidal aproximadamente 2036 metros.

Al llegar al Pou de ses Sínies, tras recorrer 2618 metros desde las casas, observaremos una bifurcación del camino con un poste de señalización que nos indica que el camino hacia la derecha nos lleva a la naveta de ses Sínies y a la Mola de S´Esclop, siguiendo esta senda forestal cruzaremos el torrente del Galatzó y tras pasar a nuestra izquierda el desvió a la naveta de ses Sínies seguiremos recto y daremos inicio a la ascensión a la Mola de s´Esclop ( los hitos indicadores cambian de color, pasan de naranja a morado).

El camino se convierte en una senda, que discurre sinuosamente aprovechando las curvas de nivel, iniciamos la ascensión de una cañada denominado popularmente Comellar des Pins. A unos 300 metros del inicio del camino tras una curva hacia la derecha nos encontramos con la Font des Poll. Se trata de un conjunto etnográfico cuya función era la obtención de recursos hídricos, a través de un pozo, que obtenía el agua por filtración, canalizada a través de una acequia subterránea. Ésta atravesaba el camino de subida a la Mola de s’Esclop, desembocando en un abrevadero de pica, que era utilizado para el almacenamiento de agua para consumo humano y animal. Podemos ubicar cronológicamente este conjunto de manera imprecisa entre los siglos XVII e inicios del siglo XX. En la actualidad está en desuso, puesto que el pozo está seco.

Font des Poll

Tras pasar junto a la Font des Poll, el sendero se hace cada vez más escarpado y sinuoso, y poco a poco se va ganando en altura, pudiéndose observar unas amplias vistas del valle de Galatzó. En este tramo del sendero, que discurre todo el tiempo por carrizales, también es importante destacar que aún se conservan tramos de antiguo camino de piedra en seco con empedrados, bancales de sostenimiento y escalones.

En el próximo kilómetro de ascensión nos encontramos vestigios de la explotación forestal que se practicaba en la finca de Galatzó en concreto para la obtención de carbón pudiendo observar mientras ascendemos por el camino varias sitjes y casetas de carbonero. Estas están ubicadas en la ladera de la montaña, en una zona dominada por el carrizo, la mata y el palmito, en la que la potencial agrícola del suelo es muy baja, debido al alto grado de erosión al que está sometido por encontrarse en una zona de pendiente. Podemos ubicar cronológicamente este conjunto en un momento impreciso entre los siglos XVIII e inicios del siglo XX.

Sitja de carbón

Tras sobrepasar la sitja, seguimos ascendiendo por un camino que cada vez se hace más estrecho y dificultoso, en este tramo se aconseja al visitante pararse a descansar bajo la sombra de unos preciosos pinos, donde podrán coger aliento y disfrutar de la visión del valle de Galatzó.

Durante la ascensión podemos observar algunos endemismos baleáricos, como la estepa joana, el trébol de cuatro hojas y l’eixorba-rates negre. Además, a la derecha del camino, en unos pequeños peñascos, podemos observar ya algunas especies rupícolas, como la también endémica violeta de penyal.

Siguiendo por el camino y a unos 500 metros de la primera sitja, volvemos a encontrarnos con otro conjunto etnográfico formado por una sitja de carbón y una barraca de carbonero, en este caso no quedará más remedio que observar la sitja ya que el camino pasa sobre ella. Sorprende la ubicación de ambas unidades arquitectónicas, puesto que se hallan en medio de un desfiladero, a unos 50 metros del camino del itinerario de sa Mola de s’Esclop, en una zona en la que el grado de erosión del suelo es muy alto y, por tanto, su potencialidad agrícola es muy baja. Podemos ubicar cronológicamente este conjunto etnográfico en un momento impreciso entre los siglos XVIII e inicios del siglo XX, época en que el carbón deja de ser la fuente energética mayoritaria y pasa a ser substituida por otras fuentes energéticas. La presencia de estos conjuntos etnográficos es un signo inequívoco de la antigua presencia en este lugar de encinas, como podemos comprobar por la presencia aún de algunos ejemplares en los peñascos, donde no pudo llegar la acción de los carboneros.

Seguimos ascendiendo, y a escasos 200 metros de la sitja, y a 547 metros de cota, nos encontramos con el cruce des Pinotells, que está señalizado con un poste de madera con flechas indicadoras. Este indicador nos señala que hacia la derecha podemos acceder a una ruta que pasando por els Pinotells y rumbo hacia la Moleta Rassa, nos conectará con el GR-221 (ya en el municipio de Puigpunyent) y que permitirá ascender al Puig de Galatzó, a 1025 metros, o proseguir la ruta de la Pedra en Sec ( Cartografia, plan especial de ordenamiento y protección de la ruta de piedra en seco, en concreto variante S´Esclop, ruta Pedra en Sec, Consell de Mallorca (www.conselldemallorca.net).

A partir del cruce des Pinotells, si seguimos hacia la izquierda en dirección a s´Esclop el camino empieza a abandonar el Comellar dels Pins, y se empieza a ascender hacia la planicia de s´Esclop. La vista comienza a ser muy interesante, pudiendo observar el valle de Galatzó y el Puig de Galatzó, y a medida que ascendamos por un singular y muy interesante tramo de camino de piedra en seco. Si hacemos alguna parada en el camino, podremos tener una muy interesante vista del Comellar dels Pins que hemos ascendido, y desde luego es digno de disfrutar nuevamente con la visión del Puig de Galatzó y la Serra de Tramuntana.

 

Tercera etapa, desde el acceso a la Coma de´n Vidal a la cima de la Mola de s´Esclop, 1299 metros aproximadamente.

A unos 700 metros del cruce dels Pinotells, llegamos a una zona plana en donde destaca enfrente de nosotros una pared de piedra en seco que delimita los términos municipales de Calvià y Estellencs, en la pared hay un pequeño paso que nos comunica con el sendero que conduce a la Coma d’en Vidal.

Hasta este lugar el camino ha estado marcado por hitos morados, pero en este momento pasa a estar marcado por hitos senderistas (montoncitos de piedras), el camino sigue hacia el este adentrándose en un bosque de pinos. Está invadido por carritxeres, por lo que no se pueden observar en algunos momentos los hitos de piedra, no obstante no existe posibilidad de perderlos porque en todo momento tenemos la referencia del Puig des Castellet, por lo que cruzaremos el bosque en dirección al mismo, y a unos escasos 350 metros ya nos encontraremos en la Planicia de s´Esclop.

En el interior del bosque, junto al camino, se puede observar otro conjunto etnográfico formado por una sitja de carbonero.

Una vez cruzamos el bosque, y cuando ya llevamos caminados aproximadamente 5 kilómetros desde que se salió de las casas de Galatzó, llegamos a la planícia de s´Esclop, antigua zona de explotación agrícola (rota) de la finca Galatzó, aún podemos encontrar vestigios de su importancia agrícola al observar a la derecha del camino una era y a la izquierda una construcción de una caseta de roter de grandes dimensiones que evidencia que muchas personas trabajaban diariamente en esta zona.

Paisajísiticamente, estamos en una cota de 726 metros. Se puede observar en primer lugar hacia el oeste la impresionante figura de la Mola de s´Esclop, hacia el sur las estribaciones y perfiles de la costa de Calvià, y hacia el norte los acantilados y la costa abrupta de Estellencs.

En cuanto a la vegetación podemos destacar la presencia de dos comunidades vegetales de gran interés. Por una parte la abundancia de pastizales de Phlomis italica (Poo-Phlomidetum), especie endémica de lugares nitrófilos, a la que comúnmente acompañan la Poa bulbosa, el cardo cuco y el asfódelo. Su presencia es un claro indicador del importante pastoreo de ovejas y cabras que se da en la zona. Por otra parte es de destacar la presencia de abundantes cojinetes espinosos (Hypericion balearici), con los endémicos Astragalus balearicus y Teucrium marum subsp.occidentale. Por esta planicie también es probable que encontremos algún ejemplar de los endémicos Pastinaca lucida y Rhamnus bourgeanus.

Antes de iniciar la ascensión a la Mola de s´Esclop, podemos observar el conjunto etnográfico de la planícia de s´Esclop. A la derecha del camino en la falda del Puig des Castellet veremos la era y el tancat y, a la izquierda del camino, la caseta. Como se ha dicho el conjunto etnográfico está formado por tres unidades: una era, un tancat para el ganado y una caseta. Se trata de una zona destinada a la explotación agrícola y ganadera, ubicada a pie del monte que sube hacia la cumbre de la Mola de s’Esclop. Es un entorno abierto, por lo que está sometido a la acción de los vientos, lo que facilitaría las tareas de trillado de cereal en la era. La caseta de la planícia de s´Esclop serviría como refugio temporal de personas y animales y de almacén de víveres y herramientas durante las épocas que duraban las tareas de pastoreo, cultivo y trillado de cereales. Podemos ubicar cronológicamente este conjunto en un momento indeterminado entre los siglos XVIII y mediados del siglo XX.

A continuación retomamos el camino que nos llevará en dirección oeste hacia la cima de la Mola de s´Esclop, la ruta es muy fácil de seguir ya que en ningún momento perdemos de vista la cima des s´Esclop y el itinerario está marcado por innumerables hitos senderistas (montoncitos de piedra en forma de pirámide).

Circulamos por un camino ancho y casi plano, que discurre paralelo al acantilado, hasta que llegamos a una bifurcación, un hito de piedras nos indica que la ruta hacia s´Esclop es hacia la izquierda, si optamos por seguir a la derecha el sendero se adentraría en el acantilado y nos llevaría a la Font des Quer y posteriormente a conectar con el GR221. Las vistas de la costa de Estellencs son impresionantes.

 

Cruce Font des Quer – s’Esclop

Una vez que nos hemos desviado hacia la izquierda, el camino se hace mucho más abrupto y empieza a serpentear, primero aprovechando los bancales y posteriormente se hace mucho más estrecho y escarpado. Cuando nos acercamos a la pared de la mola y aprovechando un pequeño coll iniciamos la ascensión final, son unos 20 minutos de máxima dificultad en que los hitos de piedra nos indican, en todo momento, la dificultosa ascensión entre lapiaces y rocas calcáreas, hasta que, ayudándonos, en muchas ocasiones de las manos, para superar los obstáculos, llegamos a la meseta de s´Esclop, en este momento la cima está a unos 100 metros de nuestra vista, así como la “caseta del francés o de Aragó”.

 

La ascensión ha valido la pena, tras recuperar el aliento, desde los 926 metros de s´Esclop podemos observar una de la mejores vistas de montaña de Mallorca, al este toda la sierra de Tramuntana, al sur las bahías de Calvià y Palma, al este la costa de Andratx con el perfil inconfundible de la Dragonera, y al norte la abrupta costa de Estellencs. 

La vegetación de esta zona es muy característica y peculiar por lo inhóspito y duras condiciones del entorno, por lo que las plantas que habitan en ella deben hacer frente a la acción constante del viento, lo cual supone un condicionamiento mecánico, de erosión, de humedad ambiental y de temperatura para el desarrollo de esta vegetación. Este factor, unido al pastoreo, a la fuerte insolación y la escasa potencia del suelo, ha determinado las características primordiales de las plantas que integran estas comunidades: su tamaño reducido y el desarrollo de mecanismos físicos para la protección frente a la sequía y el exceso de insolación, bien por la reducción de la superficie foliar, bien por la presencia de espinas o por la cobertura de pelos.

En la cima de la Mola de s’Esclop podemos encontrar varios endemismos, tales como la Pastinaca lucida, Teucrium marum subp.occidentale, Rhamnus bourgenaus, Arum pictum subsp.sagittifolium, Lotus tetraphyllus, Phlomis italica, Astragalus balearicus y Smilax aspera subsp.balearica. En los acantilados y peñascos también se encuentran endemismos como la Brassica balearica, la Hippocrepis balearica y la Crepis triasii entre otros.

La cima aún nos guarda algunas sorpresas, no debemos abandonarla sin pararnos para apreciar en detalle dos elementos singulares:

  • Un hito geodésico colocado por el instituto nacional geográfico en el que se ha grabado la siguiente advertencia: “ La destrucción de esta señal está penada por la Ley”
  • La caseta de Aragó: Conjunto etnográfico compuesto por una única unidad: la caseta de Aragó, construida en el año 1808 por el físico francés François Aragó, quien permaneció en ella durante el mes de mayo de ese mismo año, con motivo de los trabajos de mediciones geodésicas del meridiano de París ( ver capítulo mitos y leyendas Galatzó).

Caseta de n’Aragó

Después de un merecido descanso se puede iniciar el camino de vuelta a ses Cases, las cuales se encuentran a 5943 metros de este punto, la cima de s´Esclop.








%d bloggers like this: