Finca Pública de Galatzó


Itinerario Ses Planes

ITINERARIO DE SES PLANES

DESCRIPCIÓN GENERAL DE ITINERARIO.

Recorrido muy interesante, desde el punto de vista paisajísitico, biogeográfico y etnográfico. En un camino de pedra en sec que une las casas de la posesión con la antigua zona agrícola de montaña de Ses Planes (500 m). Durante su recorrido se puede observar las casas de Galatzó, la acequia del Ratxo, el conjunto de las casas de Galatzó y edificios auxiliares, molinos de agua, multitud de bancales, eras, casetas de roter, depósitos de agua y sobre todo un impresionante paisaje del valle de Galatzó, desde su inicio al norte en las escarpadas vertientes del Galatzó y la Mola de S´Esclop, a su desembocadura en el sur en la bahía de Santa Ponça.

El recorrido finaliza en una meseta en la que se observan los restos de explotación agrarias (bancales, casetas de roter y depósitos de agua). Desde esta zona se disfruta de una impresionante vista del norte de la finca, Puig de Galatzó (1.025 m) y Mola de S´Esclop (926 m).

Plano Ses Planes

CARACTERÍSTICAS:

Zona: NE, con referencia casas Possessió.
Longitud: 6020 metros( realizando todo el recorrido ida y vuelta salida/llegada casas possessió)
Tiempo aproximado: 2 horas.
Dificultad: Baja
Desnivel: 181 a 460 metros.
GRAFICO-PERFIL SES PLANES

DISTANCIA Y TIEMPO:

Cruce del Sementer 550 m. (11´)
Acéquia del Ratxo 1195 m. (24´)
Mirador Ses Cases 1250 m. ( 25´)
Mirador Vall Galatzó 2134 m. (43´)
Mirador de S´Era 2460 m. (50´)
Ses Planes 3010 m. ( 61´)
Ses Planes-Ses Cases: 3010 m. (61´) 

ITINERARIO SES PLANES: DESCRIPCIÓN DE SUS VALORES Y ELEMENTOS PATRIMONIALES A DESTACAR EN EL MISMO.

El itinerario de Ses Planes, como todos los de la finca pública, se inician desde las casas de la posesión, en el hito 00 donde un panel da la bienvenida a la finca y una marquesina de madera presenta un plano de la finca que contiene el recorrido de los itinerarios que discurren por la misma. El itinerario está marcado por hitos de color rojo.

Primera etapa, de Ses Cases a la zona del mirador de la possessió 1250 metros aproximadamente.

El itinerario de Ses Planes, coincide con el itinerario de Sa Vinya en sus primeros 413 metros, de ahí que en esta primera parte del recorrido los hitos de señalización tengan dos colores rojo y amarillo. Salimos de las casas hacia el sur por el camino de acceso a la posesión.

En esta primeros metros son interesantes, como se ha desarrollado en el itinerario de Sa Vinya (1), la visión de los molinos de agua harineros a la derecha del camino, los bancales de pedra en sec, el paisaje de la vertientes sur del Galatzó, con la figura del Puig des Caracol y la observación del conjunto etnográfico del Graner del Delme.

Una vez que llegamos al cruce des Tramuntanal seguimos recto y a unos doscientos metros nos encontramos con el torrente de Galatzó que cruza por debajo del camino a través de un puente realizado con técnicas de pedra en sec. A nuestra izquierda, señalizado por un cartel indicador, nos encontramos con el inicio del camino de Ses Planes.

Siguiendo la señalización y los hitos de color rojo, tras pasar a nuestra izquierda una barrera que da entrada al Sementer des Colomer (una de las zonas de explotación de cereal y pasto más importante de la finca), nos adentramos en un camino de pedra en sec que nos conducirá hasta Ses Planes.

Este camino en un pasado no muy lejano permitía a los trabajadores de la finca acceder a la zona de Ses Planes, en donde se cultivaba grano y se explotaba el bosque con varias carboneras. Hoy en día su piso está deteriorado por la erosión y las lluvias, pero antaño permitió el acceso de carros a Ses Planes.

Paisajísticamente, el caminante puede observar como se adentra en una antigua zona de cultivo dominada por algarrobos e higueras, los cuales, debido al abandono de la actividad, han pasado a formar parte de la “garriga”. La presencia de bancales es un claro indicador de esta antigua actividad agrícola. En este primer tramo también podemos apreciar algún resto de encinar, además de especies características de la “garriga” balear, como el acebuche, la estepa “joana”, el palmito y el lentisco.

A unos 600 metros del inicio del camino, nos encontramos con una acequia que cruza el mismo, se trata de la acequia del Ratxó, realizada a partir de teja árabe canalera revestida de cemento, cal y arena amarilla, que aún hoy en día traslada el agua de la fuente del Ratxo (a unos 2300 metros) hasta los aljibes que permitirán su almacenamiento y utilización en el finca de Galatzó.

Siguiendo por el camino y a unos pocos metros nos encontramos con un mirador, desde el cual se pueden observar las casas de Galatzó, sus edificios auxiliares, y el sistema hidráulico de la finca (del cual ya se ha observado uno de sus elementos fundamentales, la acequia). Desde el mirador no sólo se pueden observar las cases, sino también toda la vertiente oeste y sur del valle de Galatzó, de derecha a izquierda, la Mola de S´Esclop, el Puit Batiat, Sa Panada, el Sementer des Colomer y el valle del torrente de Galatzó.

Una vez vistas las casas y el huerto de los naranjos podremos observar el impresionante conjunto hidráulico de Galatzo, posiblemente de origen andalusí, que tiene su inicio en la finca del Ratxo, en el término de Puigpunyent, allí se encuentra una fuente encargada de la captación de aguas subterráneas por drenaje, que, tras dotar de agua dicha finca, son canalizadas a través de una acequia de 2 Km que discurre paralela al camino que une la Finca des Ratxo con la Finca Pública Galatzó, haciendo un recorrido sinuoso que se va adaptando a la orografía del terreno, hasta desembocar en un safareig, conocido como Sa Bassa, cuya función es almacenar el agua y redistribuirla. De Ses Basses salen tres ramas de acequias:  

  1. Primera rama: Aporta agua a los bancales superiores de L’Hort dels Tarongers.
  2. Segunda rama: Encargada de irrigar los bancales centrales de L’Hort dels Tarongers.
  3. Tercera rama de acequias: Proporciona el agua necesaria para dar energía a los dos molinos de agua harineros

Ya hemos observado la acequia, y frente a nosotros se levantan los otros dos elementos básicos del sistema hidráulico de Galatzó, el estanque denominado Sa Bassa, encargado de almacenar el agua canalizada por la acequia des Ratxo y los dos molinos harineros, construcciones datadas en Mallorca desde el momento de la conquista cristiana (1229), que utilizan el agua como fuerza motriz, y generalmente estaban destinados a la molienda de cereales para la obtención de harina. .

Segunda etapa , del mirador de Ses Cases a Ses Planes, aproximadamente 1760 metros.

Una vez que hemos podido observar la acequia y las casas, seguimos por el camino de pedra en sec que nos llevará a Ses Planes, el camino poco a poco va ganando en pendiente y nos adentramos en un pinar, con abundante carrizo, palmito y gatosa. A nuestra derecha tenemos el Puig del Caragol y a partir de este momento y durante el resto del camino a nuestra izquierda podremos observar el valle del Galatzó.

A unos doscientos metros del mirador, a la izquierda del camino podemos observar un sesteadero, construcción destinada al resguardo del ganado ovino, que nos evidencia la actividad humana y de pastoreo que se realizaba en esta zona en otras épocas.

Seguimos ascendiendo por el camino y quizá en este tramo hasta que lleguemos el mirador del valle que se encuentra más adelante, sea en donde podamos observar con más detalle la técnica constructiva de pedra en sec del camino, el empedrado, los bancales de soporte, como aprovecha las curvas de nivel en su trazado etc.

A unos 900 metros del mirador de les cases, en una curva del camino, se aconseja a los visitantes y usuarios del camino, que se detengan en una curva del mismo, ya que desde la misma se tiene una impresionante visión del valle de Galatzó pudiendo observar desde las montañas que lo flanquean , los bosques, las comunidades vegetales más características y sobre todo como el hombre ha actuado en la transformación del territorio variando la composición primigenia del mismo, incorporando al paisaje multitud de elementos etnográficos (bancales, zonas de cultivo, caminos, casas, sistemas hidráulicos, edificios auxiliares etc.).

Esta visión paisajística es muy característica de cualquier zona de la Serra de Tramuntana, un impresionante entorno natural al que se han incorporado tangibles huellas de la acción humana, lo que sin duda marca una de las señas de identidad de la Serra, su humanización.

Si seguimos ascendiendo por el camino, a unos 300 metros a nuestra derecha, señalizado por un cartel indicador, podemos acercarnos y observar una era de trillar, elemento etnográfico que nos evidencia que en épocas pasadas se cultivaban cereales en esta elevada zona.

Tras visitar la era, volvemos al camino de pedra en sec, y seguimos por el mismo, en este tramo del itinerario lo más característico es el cambio de paisaje natural, donde a medida que nos acercamos a la planicia de Ses Planes, el pinar es sustituido por una garriga degradada, característica de los efectos de los incendios, el pastoreo y la erosión, dominada por carrizo, palmito y aliaga. A unos 500 metros de la era, tras atravesar un pequeño pinar nos encontramos con la planícia de Ses Planes, final del itinerario. En ella destacan las magníficas vistas de la cuenca hidrográfica y el valle de Galatzó, destacando las cimas de la Mola de S´Esclop y del Puig de Galatzó. Esta zona hace algunos años era una zona de explotación agraría y forestal, restos etnográficos nos recuerdan y corroboran esta afirmación.

A la izquierda del bosque nos encontramos una zona rocosa, cárstica, donde podemos observar una pequeña comunidad de olivillo y espino negro, exclusiva de Baleares, propia de lugares ventosos y formada por especies como el endémico espino negro.

A escasos 50 metros del bosque a la derecha del camino nos encontramos con un conjunto etnográfico denominado conjunto etnográfico de ses Planes.

Conjunto etnográfico de Ses Planes: Se situa en una zona dominada por carrizales. El terreno en el que se encuentra el conjunto está en pendiente, por lo que el nivel de erosión del suelo es alto y la potencialidad agrícola del mismo, baja. El conjunto etnográfico está compuesto por varias unidades: Una caseta de roter, cuya función era servir de refugio al roter, campesino dedicado a la puesta en cultivo de las zonas más marginales de la Finca, un Aljibe, destinado al almacenamiento del agua de lluvia y la filtrada de las montañas cercanas destinada al consumo doméstico ( humano y animal), canalizada a través de una acequia que desemboca en el aljibe y dos sitjas y dos barraques de carbonero, la funcionalidad del conjunto sería la explotación de los recursos forestales para la obtención de carbón, así como el hábitat temporal de los trabajadores durante los meses que duraban las tareas de obtención de carbón.

Por último, en la cabecera final del itinerario nos encontramos con una zona de paisaje de montaña desde el que se pueden observar la Mola de s´Esclop al noroeste y el Puig de Galatzó al norte. La vegetación está muy castigada por el pastoreo y los incendios, no obstante, podemos encontrar agrupaciones de cojinetes espinosos, como los “eixorba-rates blanc i negre” (endémicos) característicos de la vegetación de montaña. La vegetación dominante en esta zona, debido principalmente al efecto de los incendios y a la erosión, está conformada por carrizo, palmito, lentisco, la aliaga y el pino carrasco o de Alepo. Esta zona presenta también degradación antrópica debido a la eliminación del encinar para la obtención de carbón, lo que ha producido la desertización y el aumento de la erosión.

A partir de este momento el caminante, deberá volver a las casas de Galatzó, a unos 3000 metros de distancia, recorriendo en sentido inverso el itinerario realizado, la bajada es muy cómoda y permitirá disfrutar nuevamente del paisaje del valle de Galatzó.








%d bloggers like this: